Acotur carga contra el acuerdo firmado entre sindicatos y hoteleros

La cascada de críticas contra los sindicatos y la Federación Hotelera tras la firma del preacuerdo de hostelería no dejan de fluir. Al más absoluto rechazo de los restauradores, sector del ocio nocturno y la PIMEM , se une ahora Acotur al entender que “una vez más, el pez grande se ha comido al pequeño”, lamentando que “en esta negociación no se ha tenido ni el más mínimo respeto de escuchar al sector más débil, que es el pequeño y mediano comercio”.

Pepe Tirado, como responsable de la Asociación de Comerciantes y Empresa de servicios turísticos (ACOTUR), carga contra este preacuerdo firmado entre sindicatos y federación hotelera “al quedarse claramente demostrado que el lobby hotelero ha impuesto sus criterios”. Tirado puntualiza que “estamos plenamente de acuerdo en que haya mejoras laborales dentro del sector pero siempre con el debido respeto a los más débiles. No se puede pisotear a los más débiles”.

La firma de este preacuerdo ha pillado a sectores como restauración, ocio nocturno y Pimem absolutamente descolocados “pues cuando nos hemos enterado ya estaba todo acordado. El pequeño y mediano comercio, como mínimo, tiene todo el derecho del mundo a ser escuchado Esto tan solo se puede calificar como una imposición”.

El presidente de Acotur llama la atención sobre las prisas y la falta de información que ha tenido todo el proceso que ha desembocado en este acuerdo: “Hay que subrayar el hecho de que este preacuerdo se haya cerrado justo cuando la presidenta (Inma de Benito) dejaba su cargo. Al parecer, quería dejarlo todo atado y bien atado”, indica Tirado quien también destaca el papel de los sindicatos en las negociaciones al subrayar que “me ha sorprendido el papel de los sindicatos que no han tenido ni el más mínimo pudor para incluir a los demás sectores. Han ido a lo suyo”.

Ante esta tesitura, José Tirado advierte que “hay muchas empresas débiles y este preacuerdo, entiendo, va a obstaculizar el desarrollo de estas empresas. Todos queremos paz social y menos conflictividad, pero no esta forma de hacer las cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *