NOTA DE PRENSA «Marga Prohens avanza que van a modificar el decreto de turismo de excesos «a la vista está no ha funcionado»»

– El Govern y los hoteleros muestran la comunión que regirá esta legislatura en la que los ‘populares’ han llegado a «reformar lo que no funciona»
– El conseller Jaume Bauzà asegura que irán «de la mano» de los empresarios del sector con la nueva ley turística
– La presidenta critica que el Ejecutivo Armengol se «limitaba» a «echar la culpa a los ayuntamientos» por el turismo de borrachera

Por si había alguna duda, el poder de convocatoria del Govern, y del Consell de Mallorca, entre los hoteleros ante su primera reunión formal ayer fue todo un éxito. Acudieron históricos empresarios a los que hacía tiempo no se veía departir con los representantes de la Administración, menos en público. En el encuentro, realizado en el hotel Castillo Son Vida, el conseller de Turismo, Cultura y Deportes, Jaume Bauzà, fue enfático al afirmar que «vamos a elaborar una ley de la mano del sector». Lo que se transmite es que arranca una legislatura en la que va reinar una plena comunión entre los hoteleros y el Ejecutivo de Marga Prohens.
Eso sí, Bauzà subrayó que «no solo va contar con «el sector hotelero», sino con todos «los implicados en la actividad turística». «Vamos a ir de la mano», insistió.
La preocupación ante la saturación y los efectos del turismo de excesos este verano es uno de los temas sobre los que se interpeló a Bauzà y al conseller insular de Turismo, José Marcial Rodríguez Díaz. Si Bauzà solo dejó en el aire la posibilidad de que se reforme la norma contra el turismo de borrachera, la presidenta Prohens fue más explícita ayer en Ibiza, a donde se trasladó con motivo de la festividad de Sant Ciriac. La jefa del Ejecutivo balear aseguró que se debe modificar porque «a la vista está» que «no ha funcionado» y echó en cara al anterior Govern que «gestionará lo que antes se había consentido, como son los excesos», informa EFE. También la presidenta de la Asociación de Cadenas Hoteleras de Balears (ACH), Carolina Quetglas, consideró que «a lo mejor hay que dar una vuelta al decreto».
Prohens resalta que se siente «orgullosa» de que Baleares sea una comunidad con «una industria tan potente» como la turística a la que se deben las buenas cifras del paro y de la ocupación y el «bienestar» en el archipiélago. Aún así, reconoce que «como cualquier industria» conlleva una parte negativa, que se debe «gestionar» en referencia a los efectos del turismo de borrachera y los estragos que está ocasionando do este verano, especialmente en Platja de Palma.
«Culpa a los ayuntamientos»
Por ello, la presidenta insiste en que se debe «revisar» y «modificar» el decreto de excesos que diseñó el exconseller socialista Iago Negueruela, porque el Govern Armengol se «limitaba a echar la culpa a los ayuntamientos» y ahora se va a «hacer frente a toda la oferta ilegal».
Mientras tanto, en el hotel Castillo Son Vida, el conseller insular de Turismo recalcaba que el Govern tiene «la obligación de legislar, crear una norma», pero con las transferencias de todas las competencias, «el verdadero gobierno de turismo» es el Consell de Mallorca. Primer aviso a navegantes, marcando distancias con la supeditación durante la anterior legislatura del departamento insular de Turismo a la Conselleria de Negueruela. Rodríguez declara que primará la colaboración público-privada y la pública-pública con el Govern y los ayuntamientos de la isla.
«Venimos a sumar, a reformar lo que no funciona», aunque «no venimos a llevarnos por delante todo lo que se ha hecho», afirma por su parte Bauzà. El ‘popular’ dice que tras esta «primera toma de contacto» se va a armar un comisión técnica para llevar adelante la nueva ley de Turismo —«será sin duda modelo para otras comunidades»—, a partir de septiembre, con la «privilegiada visión» de los profesionales del sector.
Sobre la sensación de saturación por parte de los propios turistas, el conseller insular reconoce que «hay momentos, lugares», en los que se da la «sensación de preocupación o de saturación», en algunas partes de la isla, porque Mallorca «no es solo Palma». Sobre el turismo de borrachera, Rodríguez se refirió al modelo del ayuntamiento de Calvià, donde las sanciones están funcionando con las trasferencias de inspección e instrucción asumidas por el consistorio en la etapa del socialista Alfonso Rodríguez. «Es un modelo que no está extendido a los otros municipios» y le permite a Calvià «tomar decisiones de una manera más rápida», por lo que se tendrá que evaluar. Remarca que se trata de un problema «de orden público» y depende de ordenanzas y efectivos policiales.
Camas elevables
Si la medida estrella del Govern Armengol en la ley turística, la sustitución de las camas por modelos elevables dejará de ser una imposición, queda en el aire. Bauzà apela a que escucharán al sector. La presidenta de la ACH recordó que muchos empresarios ya habían optado por su implantación. Quetglas cree que no tiene que ser una medida obligatoria y «no hay que imponerla».
Por su parte, lo primero que dejó caer la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, es que los hoteleros están «muy pendientes de recibir» los fondos europeos para acompañar sus inversiones y «necesitan» una «actualización» sobre cómo va su tramitación.
La líder empresarial añade que «después de más de 3.000 millones de euros invertidos, demandamos a la administración un instrumento normativo que permita la mejora continua», en relación a la futura ley y las reformas hoteleras, que requieren «incentivos» y se deben extender a «todo el ecosistema turístico», no solo los hoteles. «La situación que tenemos hoy no es la que todos queríamos», critica sobre las limitaciones al crecimiento de la ley Negueruela. Los hoteleros, añade, no pueden «rebajar» sus objetivos «ambiciosos, otra cosa es que lo consigamos todo en el primer año».
Para Frontera, la lucha contra la oferta turística ilegal es «prioritaria» y apela a la tecnología y las normativas para erradicarla.
Promoción de «guerrilla»
La promoción turística, denostada por los socios del Pacto de Progreso, es «una de las patas» del sector, apunta el conseller Rodríguez y ante los cambios de la industria, aboga por una «promoción de guerrilla, más concreta, menos de matar moscas a cañonazos». Asimismo, insiste en que la ecotasa «por supuesto» ha de ser finalista, y en ese sentido trabajarán con el Govern.
Por su parte, Frontera señala que ante la «época cambiante» se tiene que hacer una promoción «más personalizada» porque «no se trabaja solo presencialmente en ferias, sino todo el año».

Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *